Pecana – Pta Carretas

Un domingo de tarde fuimos a merendar a Pecana de Punta Carretas (hay otro local en Pocitos). El “fuimos” incluye: dos madres, dos amigos de 4 años, un explorador de 1, otro de 2 y una bebita de 4 meses. Hablame de valentía.

Me habían recomendado el lugar por tener un rincón infantil donde la troupe que llevábamos pudiera divertirse, pero cuando llegamos nos dicen que ese espacio no se había abierto ese domingo. ¡Que puntería!
Aunque el sector se abre los sábados y domingos, la decisión final se toma en relación a la cantidad de comensales porque esa apertura implica habilitar todo el primer piso.

A pesar de esto, pudimos hablar con la encargada y finalmente acceder al sector tan deseado. Seguimos a quien nos guiaba con mucho entusiasmo (ya saben lo que es esperar con 5 criaturas en la vereda) hasta que: ¡escaleras!. Dos cochecitos y el entusiasmo por el piso. ¡Pero que no decaiga! vinieron dos integrantes del equipo de Pecana a rescatarnos y nos ayudaron a subir los cochecitos por la escalera hasta el primer piso.
¡Tendríamos que haber filmado ese momento! Sudamos la gota gorda y con 64 ojos vigilando que los terremotos que nos acompañaban no rompieran ni tiraran nada mientras hacíamos la travesía para llegar.
Nos ambientaron un espacio especialmente para nosotros, con 3 mesitas con juegos para los niños. Una mesa grande y alta, con banquetas igual de altas también.

Llegamos todos estresados, así que el acomode llevo un tiempo. La mujer que nos atendió fué muy amable y paciente con nosotros, así que pudimos tomarnos ese tiempo con comodidad.
Finalmente pedimos “de a dos es mejor” una opción de merienda que incluye tortas, scones, sandwiches y alfajores ($660). Sumamos unas aguas y jugos para todos ($180 1lt de agua saborizada). La comida estaba exquisita y la cantidad estuvo más que bien. La atención del personal, destacable. Nos hicieron sentir muy cómodos.

Cuando nos fuimos, pudimos ver algunos niños y niñas jugando con juegos que les acercaban a sus mesas, así que esa es otra opción. Por supuesto que para niños y niñas que efectivamente se quedan en sus correspondientes mesas.

El local es hermoso, la madera, los colores, la luz, la decoración en general tiene detalles muy delicados.
Afuera hay unas mesitas muy lindas que también pienso que pueden ser una opción para ir en familia. Con bebitos en cochecito y/o a upa y con peques que reconozcan el límite de hasta dónde ir, porque tienen un espacio abierto y amplio para moverse y jugar.

Dirección: Guipúzcoa 3130
Tel.: 2708 8745
Horario: Lun, martes y domingos de 11 a 20 hs – Miércoles a sábados de 11 a 00 hs.
25% de descuento con Santader.

Deja un comentario